0
principios nutricion

Principios para perder peso de forma saludable

Estamos rodeados de anuncios dietas milagrosas y de pseudoprofesionales del sector que prometen perder peso de forma rápida. No obstante existen unos principios básicos para que perder peso se realice de forma saludable, segura y que perdure en el tiempo.

El peso se debe perder lentamente

Es posible que queramos definir nuestra silueta y perder esos kilos de más rápidamente, pero esta opción no es la más saludable y además casi con total seguridad no perdurará en el tiempo. Lo aconsejable es perder como límite 1kg por semana, la pérdida de mayor peso implicará pérdida de tejido muscular.

 

Comer variedad de alimentos

Cuanta más variedad de alimentos ingerimos mejor ya que nos aseguramos más variedad de nutrientes. Una dieta equilibrada es la mejor opción. Evidentemente estos deben de ser saludables y en las proporciones adecuadas. Si eres deportista la dieta debe tener un porcentaje relativamente alto de carbohidratos complejos y bajos en grasa. Toma la suficiente proteína para saciar la sensación de hambre y mantener las estructuras musculares.

 

Realizar ejercicio

Para perder peso lo más aconsejable es acompañar la dieta de ejercicio. Se queman calorías y mantienen la masa muscular. Puede ser aeróbico de larga duración y/o entrenamientos cortos de alta intensidad. En cuanto a estos últimos se ha demostrado que mejora más el metabolismo post ejercicio que los entrenamientos aeróbicos de larga duración. Lo ideal sería una combinación de ambos.

 

Complementos nutricionales

Pueden ser efectivos sobretodo en periodos de mucho entrenamiento pero no sustituyen a una buena alimentación. Como el nombre dice es un complemento no un sustituto.

 

Perder grasa y mantener la masa muscular

El objetivo de una buena dieta debe ser eliminar la grasa pero manteniendo la masa muscular. Si se pierde peso rápidamente inevitablemente también se pierde masa muscular. Las dietas “milagrosas” provocan en la mayoría de los casos pérdida de masa muscular y de agua. Cuando se pierde músculo, el metabolismo del cuerpo va más lento con lo que se reduce la necesidad de comida. Cuando volvemos a una dieta normal se sube de peso rápidamente ya que nuestro organismo ya no necesita tanto comida. Esto es lo que provoca el efecto “rebote”.

 

El ejercicio no sirve para comer de todo y en la cantidad que se desee

Por mucho ejercicio que realices si comes en exceso y alimentos no saludables no perderás peso o almenos no como te gustaría. El ejercicio no es excusa para comer de forma poco saludable o con mucha cantidad, si consumes más calorías de las que gastas no perderás peso. Recuerda que los alimentos son el combustible de tu cuerpo, para maximizar el rendimiento este combustible debe ser de calidad para obtener la energía necesaria y recuperarse rápidamente de los entrenamientos.

 

Evitar las ayudas artificiales

Si entráis en una farmacia encontraréis múltiples productos que prometen pérdidas de peso. Las investigaciones demuestran que estos productos son muy ineficaces ya que en la mayoría de casos se recupera el peso inicial una vez se deja de tomar el producto. Incluso en muchos casos tienen efectos colaterales. Desaconsejamos el uso de estos fármacos.

 

Dejar asesorarse por un profesional

Y por profesional nos referimos a un nutricionista, no al “gurú ” de la tele, ni al amigo que lo sabe todo ni al famosillo que ha escrito un libro. Las dietas milagrosas son peligrosas para la salud ya que tienen muchas carencias nutricionales y la mayoría tienen el mencionado efecto “rebote”. Es importante monitorear la constitución corporal para controlar que la reducción de peso se realiza a través de la grasa y no el músculo, y para ello es aconsejable acudir a un nutricionista.

Running Therapy Center