0

Patrones de movimiento en la carrera bípeda (3)

Aunque pienses que cuando estás sentado estás descansando esto no es del todo cierto. Hay músculos que se están contrayendo para mantenerte en esta posición. Esta tensión permanente en una posición no biomecánica natural crea adaptaciones en nuestro sistema que van en contra de las funciones motoras naturales para las que hemos evolucionado. Disminuyendo la capacidad para realizarlas y aumentando el riesgo de lesiones.

¿Qué sucede en nuestro cuerpo cuando pasamos mucho tiempo sentados?

La posición sentada produce inhibición y acortamiento de los músculos del cuádriceps y del glúteo.

 

cúadriceps

quadriceps-cropped

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

glúteo mayor

Gluteus_Maximus

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un recto femoral acortado limitará la extensión de la cadera  y predispone a inclinar anteriormente la pelvis y aumenta la rotación interna del ilíaco durante la marcha y carrera. Esto aumenta la movilidad de la articulación sacroiliaca  “Limita la extensión de cadera, muy necesaria para una biomecánica natural en la carrera y convierte en hipermóvil una estructura que necesita estabilidad en todos los patrones de movimiento humanos”

En tu rodilla también habrá una modificación, este músculo tira de tu rótula hacia arriba limitando la flexión de la rodilla.

Cuando estas sentado necesitas realizar un bloqueo de la pelvis y columna, podrías realizarlo con la activación de los músculos abdominales y erectores pero en esta posición tus abdominales no pueden trabajar adecuadamente. De forma que tus músculos abdominales se inhiben y acortan, se hiperactiva el glúteo menor, el psoas y erectores de columna para mantener este bloqueo. Tu cabeza se irá hacia delante para utilizar los flexores de tu cuello cómo músculos freno. De esta forma vas a modificar el trabajo de co-contracción de la musculatura del core, necesaria para la absorción de las fuerzas de impacto en carrera y alteraras el patrón respiratorio.

Al eliminar parte de la absorción de choque vas a recibir más tensión y presión en los nervios sacros y ciáticos encargados de la contracción y propiocepción de tus piernas.

Por lo general la gente cuando se sienta no tiene los pies apoyados en el suelo, los lleva hacia atrás levantándolos del suelo aumentando la flexión de rodillas y  colocando el pie en flexión plantar. Sentado durante horas en esta posición compensaras acortando la musculatura isquiotibial y del tríceps sural. “En carrera los isquiotibiales ayudan a la extensión de cadera y trabajan cómo estabilizadores en la rodilla, el tríceps sural es el principal músculo motor en la carrera bípeda y de su tensión depende la posición en carrera del tobillo, rodilla y del tipo de trabajo en el pie”.

La forma de sentarse suele variar entre hombres y mujeres. Los hombres suelen sentarse llevando las rodillas hacia fuera y el pie hacia dentro, o cruzando una pierna encima de la otra llevando la cadera hacia la rotación externa y la rodilla hacia fuera. Las mujeres suelen sentarse juntando las piernas o cruzando una pierna llevando su cadera en rotación externa pero en posición de flexión y aducción de pierna.

Estas formas de sentarse propias de cada género, llevan a una serie de compensaciones que pueden ser observadas en la carrera y valoradas en los test biomecánicos neuromusculares.

Nuestro sistema neuromuscular siempre hace lo que mejor ha aprendido a hacer durante millones de años. Adaptarse a la función sometida.

Nuestra postura y forma de movernos cambia constantemente si no es controlada, y muchas personas no son conscientes de ello.

Tenemos un sistema complejo de información que esta calibrado para aceptar un cierto punto como un punto de referencia ( 0 ) para nuestra especie.

Este punto de referencia puede derivar en otro nuevo punto de partida cuando el sistema neuromuscular es sometido a una variación de la función.

Por ejemplo si pasas mucho tiempo sentado encorvado delante de un ordenador tu sistema neuromuscular entiende que esta es la nueva normalidad y la utiliza como punto de partida para realizar el resto de movimientos. Así es como tu forma de sentarte se convierte en tu forma de correr.

No asumas yo corro así, podría ser que esa forma de correr se deba a que tu organismo ha establecido un nuevo “punto cero”.

 

Ferran Espejo

Running Therapy Center