0
ultra trail

Los accesorios necesarios en un Ultra trail

(20-11-2013). El trail runner Salvador Calvo (Fontoria de Cepeda, León, 1962) está convencido de que una buena elección y preparación de los accesorios puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en una competición: “Una ultra es una dura prueba y más si no llevamos la equipación adecuada”, asegura. El corredor nos explica cuáles son los accesorios que no podemos olvidar en una prueba de estas características.


El leonés ha participado en carreras alrededor de todo el mundo.

 
Salvador Calvo nos habla en primer lugar de la mochila: “Elegiremos un modelo ligero, que se adapte bien a nuestra morfología, con fijación en el pecho para que no exista el efecto rebote. Si llueve, se pueden utilizar bolsas de plástico para guardar el material obligatorio”. Respecto al sistema de hidratación, indica que pueden usarse bidones, dependiendo de la distancia de los avituallamientos y de la necesidad de hidratarse de cada corredor, o utilizar el conocido sistema ‘camel back’, ya que hay carreras en las que te obligan a llevarlo.”Lo ideal –comenta- es que la mochila lleve bolsillos laterales para facilitar el transporte de comida o suplementos, así como el mejor acceso a ellos sin tener que quitarte el camel back”.

 
Otro elemento imprescindible son las gafas, que no solo protegen de los rayos solares, sino también de las ramas, de los insectos o del polvo. “Deben filtrar bien los rayos ultravioleta, especialmente en alta montaña (a más de 1.500m de altitud) y se tienen que ajustar bien, sobre todo al saltar y en las bajadas”, recomienda.

 
El frontal
El frontal es necesario cuando corremos por la noche en montaña. Salvador recuerda la importancia de no olvidar las pilas de repuesto, aunque hoy día en muchas pruebas obligan a los participantes a disponer de dos frontales. Según añade, la elección de este elemento
es muy particular “ya que depende de la visión nocturna de cada uno y del peso que quiera llevar en la cabeza”.

 
¿Reloj, pulsómetro o GPS?
Salvador aconseja llevar un reloj con cronómetro e iluminación. “Hoy día el mercado ofrece auténticos ordenadores de muñeca, pulsómetros y GPS increíbles”, destaca. “La elección de algo más simple, que mida nuestro tiempo de carrera, o bien de un dispositivo más complejo que controle más parámetros es algo muy personal. Hay muchas posibilidades a la hora de escoger qué ponernos en la muñeca”, indica.

 
Los bastones
“Unos se encuentran cómodos con ellos y otros no”, observa el trail runner, quien explica que “si la carrera es larga y con desniveles fuertes, pueden servir de mucha ayuda. Lo ideal es que al agarrarlo con la mano el brazo forme un ángulo de unos 70-80 grados, es decir, elegirlos un poco más altos que los de esquiar. Hay que tener mucho cuidado con los bastones, sobre todo en las salidas, ya que, no sé por qué, tienden a ir al ojo del de atrás o al de al lado”, advierte.

 
Otros accesorios que nos sugiere llevar en una ultra son, por ejemplo, un silbato, que en muchas pruebas de montaña es obligatorio y que tal vez “nos puede salvar la vida en caso de perdernos”. Salvador también defiende que la vaselina “debería ser una permanente compañera de viaje. Con tantas horas de carrera por delante, no estaremos exentos de rozaduras en inglés, muslos, axilas, pies, pezones etc. “.

 
Asimismo, aboga por llevar a mano un pequeño botiquín con algún medicamento como Ibuprofeno, aspirina, paracetamol, antidiarreicos, vitamina C, así como vendas elásticas, apósitos, esparadrapo etc. “Un ultra es muy largo, es como un gran viaje, una aventura. Llevar a mano algo de medicación apenas sumará peso extra a nuestra carga y nos puede ayudar muchísimo”, argumenta.

 
Además, también apuesta por llevar una manta térmica, la cual “nos puede sacar de un apuro en el caso de abandonar la prueba en lugares aislados. Es ideal para evitar una hipotermia”.

 

 

Fuente: cmdsport

Running Therapy Center