0
estudio Isabel

Isabel nos cuenta su experiencia con el Estudio biomecánico

Creemos que la mejor manera que conozcáis nuestros servicios es a través de la experiencia de nuestros pacientes. Os dejamos la experiencia de Isabel Massó, la cual realizó un Estudio Biomecánico de Carrera.

En 2011 empecé a correr (caminar correr) hasta conseguir correr durante 30 minutos. Pero al poco tiempo empezó a dolerme la rodilla derecha. Al ver que no mejoraba pasé por el traumatólogo donde descartaron una lesión grave. Después fui a un centro a hacerme un estudio de pisada, donde me dijeron que tenía que correr con plantillas para cambiar la distribución de la presión del pie y usar un alza porqué tenía una pierna más larga que la otra y esto hacia que la pierna derecha se doblara (y de ahí el dolor de rodilla).

 

Hace un año y medio empecé a entrenar más asiduamente, participando en cursas y aumentando el número de kilómetros semanales. Decidí hacerme el estudio biomecánico de carrera en Running Therapy Center para que me ayudaran a detectar errores en mi técnica de carrera y evitar futuras lesiones.

 

El estudio consiste en realizar varias pruebas (en estático, en movimiento, en la cinta, con zapatillas, descalza…). Tengo que confesar que en algún momento pensé que me dirían que me dedicara a otra cosa que no fuera correr, ya que en algunas pruebas tenía la sensación de estar haciéndolo fatal.

 

Pero cuál fue mi sorpresa? Los resultados. Uno de los que me sorprendió más fue descubrir que no tengo una pierna más larga que la otra y que reforzando algunos músculos podía llegar a correr sin plantillas. A parte, hay que mejorar la técnica de carrera (de eso ya era bastante consciente). Mi problema principal a nivel muscular es la diferencia de fuerza entre las dos piernas y exceso de rotación externa del pie derecho, y a nivel de técnica baja cadencia, diferencia de ritmo entre derecha e izquierda entre otras. Otra cosa que me sorprendió, fue descubrir que corría mejor descalza que con las zapatillas (por el hecho de llevar unas zapatillas con mucho drop).

 

Ahora ya hace más de dos meses que me hice el estudio y estoy muy contenta con el resultado. He estado realizando los ejercicios que me recomendó Ferran (para fortalecer y equilibrar la fuerza de las piernas, y ejercicios de técnica de carrera como correr con metrónomo para controlar la cadencia). También he cambiado las zapatillas para correr con un drop más bajo. Ya corro sin plantillas (me ahorro un dinerito ya que me gastaba unos 160€ al año) y no me he resentido de las antiguas molestias.

 

Running Therapy Center