0
Osteoporosis

¿Es bueno correr con osteoporosis?

“Al igual que muchas cosas en la medicina, no existe un sí o un no absoluto” a esa pregunta, según el Dr. Bjoern Buehring , profesor asistente de medicina y director del Programa de Investigación Clínica de Osteoporosis de la Universidad de Wisconsin-Madison.

 

En general, según dice, un cierto grado de carga y golpes, como ocurre durante la marcha, es saludable para los huesos. “Siempre que una carga o fuerza actúa sobre un hueso, se deforma el tejido” en cierta medida, dice. Después, los huesos afectados vuelven a su forma normal y, a través de una notable visión de futuro fisiológica, los huesos reconocen qué necesitan para ser más fuertes con el fin de soportar plenamente esa misma fuerza la próxima vez. Así que el cuerpo estimula la producción de más células óseas. De esta manera, el correr provoca que los huesos se conviertan en más densos y fuertes.

 

Pero este proceso sólo funciona si los huesos pueden tolerar el estrés original sin curvarse o romperse, según el Dr. Buehring. Las personas con osteoporosis leve pueden tener huesos que son demasiado frágiles para recuperarse de las fuerzas aplicadas durante la marcha – o sus huesos pueden no responder bien. De hecho, los huesos de dos personas con la misma densidad medida pueden responder de manera muy diferente a las condiciones del mundo real, tales como trotar.

 

Así que la mejor opción para una persona con un diagnóstico de osteoporosis es consultar a su médico acerca de su riesgo de fractura en particular. Si una persona se ha roto un hueso recientemente y la ruptura ha sido atribuida a la osteoporosis el médico probablemente dirá que el riesgo de fractura es alto y correr es desaconsejable.

 

Si, por el contrario, el médico dice que el riesgo de fractura parece ser bajo, “ir a correr podría ser beneficioso” dice el Dr. Buehring, “porque las actividades de menor intensidad”, tales como nadar o pasear, “podrían no estresar el hueso lo suficiente” para estimular un mayor fortalecimiento.

 

Es aconsejable empezar poco a poco sobretodo si no has corrido nunca. Se debe incrementar poco a poco la distancia y la velocidad, y consultar con su médico si los dolores en las piernas permanecen o se intensifican.

 

Artículo original: http://well.blogs.nytimes.com/2015/12/08/ask-well-running-with-osteoporosis/?_r=0

Running Therapy Center