0
correr descalzo

Correr descalzo ¿la solución?

Cada vez hay más voces que afirman que correr descalzo o barefoot running previene y evita muchas lesiones propias del corredor con zapatillas amortiguadas. Hay especialistas que afirman que un corredor con zapatillas amortiguadas al cambiar y empezar a correr descalzo corrige sus deficiencias biomecánicas de carrera  y empieza a correr con una técnica de carrera correcta. Nos gustaría poner algún matiz a esta afirmación.

En primer lugar queremos indicar brevemente como se debería correr. Hay muchos aspectos a tener en cuenta para una correcta biomecánica de carrera con lo que sólo nombraremos los más importantes:

  • Impacto del pie con la parte media del pie (no con el talón).
  • Cuando el pie impacta con el suelo debe estar lo más cercano posible al punto de gravedad del corredor (no más de 8 cm de distancia).
  • Tronco erguido.
  • Cadencia de más de 170 pasos por minutos.

Como ya hemos dicho hay muchos más aspectos a considerar y generalizar no suele ser lo mejor, por eso nosotros siempre aconsejamos hacer un estudio personalizado donde se puede estudiar los aspectos intrínsecos de cada corredor.

En efecto como norma general los corredores que pasan a correr descalzos  mejoran su biomecánica de carrera, ya que como medida de “autoprotección” reducen su zancada y en consecuencia impactan con la parte media del pie y debajo de su centro de gravedad. No obstante hay algún aspecto a tener en cuenta:

  • Correr de esta manera implica tener una musculatura del pie, sóleo y gemelos mucho más fuerte, ya que son los músculos que absorberán la mayor parte del impacto. Si no es así el riego de lesión es muy elevado.
  • Como hemos dicho hay muchos más aspectos a tener en cuenta para correr eficazmente y sin riesgos de lesiones, con lo que correr descalzo nos puede ayudar a solucionar algún problema pero no todos.

 

Conclusiones

  • Correr descalzo (barefoot running) nos puede ayudar a mejorar nuestra técnica de carrera, mejorando nuestro apoyo del pie en el suelo y nuestra cadencia. Por este motivo es aconsejable realizar ejercicios de barefoot running  que hará que  reforcemos la musculatura del pie y tobillos y los músculos posteriores (sóleo, gemelos) y mejorará nuestra técnica de carrera . Esto nos hará mejorar en nuestros entrenamiento y competiciones cuando utilicemos zapatillas. No obstante la inclusión de estos ejercicios en nuestro entrenamiento se debe hacer de manera progresiva.
  • Necesita un proceso de adaptación muy largo, sobretodo para corredores que siempre han llevado amortiguación, con lo que aconsejamos ponerse en manos de un profesional si nuestro objetivo es llegar a ser un corredor barefoot. Hablamos de muchos meses e incluso años.
  • Por si solo el barefoot no corrige todos nuestras deficiencias biomecánicas, es decir, no pasaremos de ser un corredor con defectos en la técnica a ser un corredor “perfecto” biomecánicamente hablando por el simple hecho de quitarnos las zapatillas.
  • Tiene el inconveniente del terreno. Es complicado correr descalzo si nuestro entrenamiento lo hacemos por montaña, o tierra con piedras sueltas, etc.
  • Lo habitual es que nuestro ritmo de carrera sea más lento. Si nos iniciamos al barefoot hay que olvidarse de los ritmos como mínimo al principio.

Todos estas cuestiones son muy importantes tenerlas en cuenta ya que sino un corredor mal aconsejado puede iniciarse al barefoot demasiado pronto o de manera inadecuada y como consecuencia lesionarse y/o no disfrutar de su deporte favorito.

 

 

Running Therapy Center