0
anemia del corredor

Anemia del corredor – Causas y tratamiento

Os queremos explicar en que consiste la  temida anemia del corredor, y daros algunos consejos para identificarla y tratarla.

 

En qué consiste

En deficiencia de hierro en la sangre sobretodo en corredores de fondo.

La ferritina es la principal proteína que almacena hierro. El nivel de ferritina en la sangre es directamente proporcional a la cantidad de hierro almacenado en el organismo.

El hierro es necesario para la producción de hemoglobina en las células rojas. La hemoglobina transporta oxígeno desde los pulmones hasta los músculos. Si tu nivel de hemoglobina es bajo, la cantidad de oxígeno que alcanzan tus músculos es menor, afectando así tu capacidad aeróbica y tu rendimiento. Además, el hierro es un componente que forma parte de muchas otras sustancias que encontramos en el cuerpo tales como las enzimas que se encuentran en las células de los músculos y se encargan de la producción de energía aeróbica.

Con la anemia (deficiencia de hierro), los almacenes de hierro se encuentran vacíos y tus niveles de hemoglobina son reducidos.

 

Cómo se produce

Algunas de las causas más comunes son:

  • La pisada: debido al gran número de impactos del talón en el suelo en especial para corredores de fondo. Estos apoyos pueden debilitar la membrana de los glóbulos rojos, lo que provoca un aumento de su destrucción o hemólisis, disminuyendo los niveles de hemoglobina.
  • Mala nutrición: nuestra dieta tiene que ser variada y rica en hierro. Si no es así el gran desgaste que sufrimos en nuestros entrenamientos puede provocar una carencia nutricional  que se traduzca en una reducción de hierro.
  • Pérdidas gastrointestinales
  • Ingestión de grandes dosis de ácido acetil salicílico (aspirina) o antiinflamatorios.
  • Enfermedad celiaca.
  • Menstruación abundante.

 

Síntomas

Algunos de los principales síntomas son:

  • Principal síntoma es la fatiga.
  • Falta del aire al respirar.
  • Dolores de cabeza.
  • Falta de concentración.
  • Recuperación lenta después del ejercicio.
  • Palidez en la piel.
  • Trastornos en el sueño.
  • Falta de apetito.
  • Taquicardias.
  • Nerviosismo.

 

Cómo combatirlo

No siempre que estemos cansado será por falta de hierro, pueden haber muchos otros motivos. El primer paso para combatirlo es saber si tenemos anemia o estamos faltos de hierro. Para ello lo mejor es acudir al médico y realizar una analítica para conocer nuestros niveles de hierro. En función de como sean se deberá actuar de una manera u otra.

Algunos consejos para recuperar los niveles de hierro son:

  • Dieta rica y variada, priorizando los alimentos ricos en hierro. Algunos de los alimentos ricos en hierro son:
  1. Almejas.
  2. Algas.
  3. Levadura de cerveza.
  4. Cereales integrales.
  5. Vísceras (hígado, morcilla, etc.)
  6. Legumbres
  7. Vegetales verdes.
  8. Carnes.
  • Alimentos ricos en Vitamina C : sirven para una mejor absorción del hierro en la sangre.
  • Suplementos de hierro: siempre recetado por un especialista (nunca automedicarnos ya que el exceso de hierro también puede ser perjudicial).

Si tenemos anemia severa tardaremos bastante en recuperar los niveles de hierro óptimos, con lo que nuestro entrenamiento debe ser muy suave hasta que estemos totalmente recuperados.

Running Therapy Center